David Y Goliath - David Otero

No soy ni alto ni bajo,
Ni gordo ni delgado;
Un poco solitario y nunca voy afeitado.
Me gusta caminar por el lado de la vida
Donde nadie me miente pero todos me miran.
Yo no me daba cuenta de lo que tenía enfrente:
Un mundo abarrotado por millones de personas,
Cada uno con sus sueños, pero casi todas solas.
Yo me siento diferente a casi todo lo que veo;
Me gustan los de abajo, a los de arriba no les creo.
Soy un futbolista frustrado con dislexia, un cristiano olvidado
Que un día fue a la iglesia, pero obligado.
Soy un vago para todo lo que no me divierte,
Esclavo de las redes, conectado a mucha gente.
Me escuece la crítica y me gusta el halago,
Sobre todo si lo dices por las cosas que hago.
Y tú, que piensas que no he dado lo mejor de mí,
Cautivo del silencio que nunca sentí,
Parece demasiado tarde y te has olvidado de vivir.
Tal vez si despertaste en tu interior
Las cosas que tan solo encontrarán el amor,
Me vas calando gota a gota y antes de que pueda seguir.
Tengo un punto intermedio entre egoísta y solidario,
Me encanta mirarme al espejo a diario.
Me aburre estar pendiente de toda la política,
Pero no hay más remedio porque necesita crítica.
De vez en cuando nado y me creo una estrella:
Anuncios en la tele, conciertos en la feria;
Pero cuando llego a casa y me saco la ropa soy igual de idiota
Que cualquier otro tío en pelotas.
Yo pasaba inadvertido entre las chicas de mi barrio,
Pero me consolaba con una del calendario.
Hasta los 17 no di mi primer beso,
Pero fue algo precioso porque nadie da los besos como yo.
Y tú, que piensas que no he dado lo mejor de mí,
Cautivo del silencio que nunca sentí,
Parece demasiado tarde y te has olvidado de vivir.
Tal vez si despertaste en tu interior
Las cosas que tan solo encontrarán el amor,
Me vas calando gota a gota y antes de que pueda seguir.

Prefiero charlar con el frutero de mi barrio
Que hacerlo con un swagger que era hipster hace un año.
Pasé de ser el último chico de la cola
A tocar en escenarios ante miles de personas.
Y ahora sigo siendo el pringado que era antes,
Con muchos años más, toda la vida por delante
Comprendo mejor lo que me ha dado la victoria:
Son los que tengo delante, no es la fama ni la gloria.
No creo en el fracaso ni en el éxito en la vida,
No creo en los extremos ni en llegar hasta la cima.
Me parece mejor disfrutar de cada paso
Aunque sean pequeños y aunque vayamos muy despacio.
Y es que es una locura llevar la guerra por bandera,
Las fronteras en la Tierra, la cantidad de barreras;
Los mares contaminados, los polos descongelados;
Matar miles de ballenas y mirar para otro lado.
Pero cautela, hay que ir con cuidado,
Porque yo soy el primero en consumir como un chalado.
Me gusta tener un iPhone y unos leggings,
Ver el fútbol de pago: ¡yo soy más pijo que los heavies!
Y, ¿cómo coño lo hago: me voy a vivir al campo,
Con un huerto cerca de un lago y dejo de comer tanto?
Y es que parece que estamos en un juego muy complicado,
Encerrados en casa sin tener rejas a los lados.
Da lo mejor de ti ahora que es tu último minuto,
Me voy a tomar por culo si de esto no disfruto;
Diciendo lo que soy, y a quien responda le tumbo,
Como a Goliath con mi honda.
Y tú, que piensas que no he dado lo mejor de mí,
Cautivo del silencio que nunca sentí,
Parece demasiado tarde y te has olvidado de vivir.
Tal vez si despertaste en tu interior
Las cosas que tan solo encontrarán el amor,
Me vas calando gota a gota y antes de que pueda…
Y tú, que piensas que no he dado lo mejor de mí,
Cautivo del silencio que nunca sentí,
Parece demasiado tarde y te has olvidado de vivir.
Tal vez si despertaste en tu interior
Las cosas que tan solo encontrarán el amor,
Me vas calando gota a gota y antes de que pueda seguir…